Nueva Colección KNUT


La última colección de Vasari gira alrededor de los nudos.
Se llama "Knut", que significa nudo en sueco.
Su diseñadora, Mari Carmen Barbero, ha creado unas joyas artesanales únicas.



La estética de los nudos, ya sean los nudos infinitos, que no tienen ni inicio ni fin o los nudos perennes, está presente en diferentes culturas con estilismos diferentes y con un simbología que presenta gran interés. En el budismo, simboliza la infinita sabiduría y la eternidad, mientras que el nudo perenne es el símbolo celta del amor, porque representa la unión eterna de los enamorados más allá del tiempo y el espacio.

"Knut" representa todo ello, con un diseño inspirado en las texturas y formas de las pasamanerías textiles dando protagonismo a los nudos. Las piezas están realizadas con los métodos orfebres tradicionales de la alta joyería, con el máximo cuidado de las formas y los acabados artesanales. Las diferentes piezas de la colección están hechas con oro de 22 quilates, que se asocian a las piedras preciosas más nobles, con un singular tratamiento del color, que da una paleta luminosa y unas joyas innovadoras y exclusivas, porque son todas diferentes, piezas únicas salidas de las manos del orfebre, que las va creando cuidadosamente una a una. Entre las piedras preciosas que se pueden ver en las pendientes, anillos, collares y colgantes de la colección "Knut", destacan las amatistas, turmalinas, citrina, jades, corales y perlas, unas piedras preciosas que caracterizan los diseños de la firma Vasari.

"Knut" presenta un diseño inspirado en las texturas y formas de las pasamanerías textiles dando protagonismo a los nudos
La actual colección está pensada para el verano, con colores que se identifican con la temporada, mientras que de cara al otoño-invierno, ya se está preparando la nueva colección, con una paleta de colores diferente.